Miércoles, 30 Octubre 2019 10:56

Voto de Covadonga en Taiwan, peregrinación al Santuario de Meishan

TAINAN. Taiwan

El 26 de octubre de 2019, la Institución Teresiana en Taiwán peregrinó al santuario de Meishan para cumplir la promesa del “Voto de Covadonga” ante Nuestra Señora de China.

fotodefamilia taiwan votoCon el espíritu del lema del año, “La encarnación bien entendida”, nos dirigimos a la provincia de Chiayi en una peregrinación mariana a este venerado lugar de Meishan, que literalmente significa montaña del ciruelo, y que tiene sus raíces en la dinastía Qing.

Subir a la montaña

Nuestra peregrinación comenzó temprano por la mañana con dos grupos uno desde Tainan y otro desde Taipei, viajando por carretera: 36 curvas sinuosas en un lapso de 1000 metros para subir a Meishan. Aquí se comienza a rezar y contemplar cómo crecen en la ladera de las montañas árboles frondosos de café, nueces, pinos y todos los demás árboles de diferentes tonos de verde, mientras se sienten los repentinos tirones y giros del vehículo cuando el conductor maniobra para seguir a través del “laberinto”.

puente entre montesEn nuestro camino hacia el santuario de María, nuestra primera parada fue en el Puente Colgante de Taiping, el lugar de reunión de la comunidad donde nos recibimos y nos saludamos como compañeros peregrinos.

Taiping significa paz, ¡tal vez fue una coincidencia que notamos cuando intercambiamos nuestro saludo de paz! Éramos un total de 24 peregrinos, el mayor de 83 años y el más joven de 3.

Consciente o inconscientemente, estábamos ritualizando la entrada a nuestro destino mariano. Entramos juntos, caminamos en parejas o en grupos a través de la longitud total de 281 metros del Puente Colgante de Taiping con una altitud de aproximadamente 1000 metros sobre el nivel del mar.

La distancia era corta, pero significativa: cruzar hacia el otro lado de la montaña tratando de superar nuestros miedos; probando nuestra fuerza; disfrutando del mar de nubes, la llanura de Chiayi y las montañas y colinas de picos verdes y valles plantados de cultivos; y respirando aire fresco en alabanza a Dios por la espectacular exhibición de su creación desde ese punto donde uno puede ver las cosas de manera diferente.

Una comida ecológica

Parada a comer en Kuang Ye Minsu (Villa del Desierto), propiedad y dirigida por la familia de un sacerdote diocesano. Se sirvió un almuerzo especial con verduras y frutas cultivadas ecológicamente en sus jardines. Un regalo al paladar fue la bebida de hojas de pino. Todos quedamos satisfechos y contentos con la comida, la apreciamos más cuando la familia que nos atendió nos explicó el origen de lo que comimos.taiwan voto agape

Después de la comida comunitaria, el padre de familia que también es voluntario en la parroquia nos mostró el jardín y compartió las cosas maravillosas que el Señor le había hecho a él y a su familia. También explicó los símbolos de los cantos rodados, las piedras y árboles de su jardín, la imagen de Dios en ellos. ¿Podría haber una mejor manera de prepararnos y enviarnos al lugar culminante de la peregrinación de nuestro día?

Eucaristíap04 170606 statue

El padre Marius Regencia, sacerdote filipino y actual párroco de la parroquia de Nuestra Señora de China celebró la misa antes de nuestro “Voto”. En su homilía, narró el origen de la imagen de Nuestra Señora de China, procedente de un pequeño pueblo llamado Dongluo, a 140 kilómetros al suroeste de Pekín. Durante la Revolución Boxer en China, Dongluo se salvó milagrosamente a través de la aparición de la Virgen. Para conmemorar el hecho inusual, el párroco entonces, el Padre Wu, obtuvo un retrato al óleo de la emperatriz china vestida con su túnica imperial. Se lo llevó a un artista que lo usó como modelo para pintar una imagen de la Virgen con el Niño Jesús vestido con la imponente túnica de una emperatriz no cristiana.

La estatua en la iglesia de nuestra peregrinación es una réplica de la de Nuestra Señora de Dongluo, donde la curación y los milagros continúan ocurriendo hasta el día de hoy.

Buscadores de Dios, buscadores de humanidad

La oración del “Voto” siguió después de la misa y cada persona hizo una ofrenda espiritual a Nuestra Señora escrita en papel con forma de flor o corazón, pusimos todos con varillas en un florero. Cuatro preguntas simples nos guiaron a contemplar nuestro ramo espiritual como respuesta a la invitación de Maite Uribe, directora de la IT, para que “vivamos como buscadores de Dios, buscadores de la humanidad”. Cantamos letanías de alabanzas a Nuestra Señora y terminamos solemnemente con la oración a Nuestra Señora de Covadonga.

santuario todosperegrinosCon nuestros corazones, mentes y espíritus renovados, nos despedimos de Nuestra Señora de China, confiando a Ella nuestras necesidades personales y familiares y las de la Institución Teresiana sobre todo en el vasto territorio de Asia que aún tiene que conocer a Su Hijo. Como nota personal, siendo octubre el mes de las misiones, nuestra experiencia fuerte y profunda de un día de peregrinación nos recordó que somos sus misioneros en esta parte de la geografía teresiana. Nuestra Señora de China, ruega por nosotros.

Texto y fotos: Amalia T. Ledesma and Rachel Cerbo. Tainan City.

 

DEPARTAMENTO DE INFORMACIÓN

C/ Príncipe de Vergara, 88. 28006 Madrid, ESPAÑA

 

Top