Imprimir esta página

La Institución Teresiana de Guadix despide a su Obispo

GUADIX, España. 
Cuando Laura Moreno (directora del Departamento de Información I.T.) me pidió que escribiera una nota sobre el paso de Don Ginés por Guadix a modo de despedida y agradecimiento desde la Institución Teresiana, tengo que confesar que al principio me sorprendió. ¡Tantos obispos dejan sus diócesis y los nombran para otras, sin que quede constancia en nuestra web, que por qué esta vez, sí!

La sorpresa me duró unos minutos. Enseguida comprendí lo oportuno de la petición. Guadix para la Institución Teresiana no es: “… un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme”. Ni Don Ginés García Beltrán ha sido para la Institución accitana un Obispo con el que la Institución Teresiana no haya tenido sino buenas relaciones de feligresía. Por ello, sí es pertinente dejar constancia del agradecimiento que los miembros de la Institución le tenemos a nuestro Obispo Don Ginés.
Dejo para otros Medios los datos acerca de quién es el nuevo Obispo de Getafe. Biografía; currículos académico y eclesiástico, brillantes, por cierto; anécdotas de su vida. Me voy a limitar únicamente a la relación que Don Ginés ha tenido en estos ocho años de su labor pastoral con la Institución Teresiana.

Y no es casualidad que se estrenara como Obispo de Guadix, el mismo año que se proclamaba el Año Jubilar Gracia-Poveda con la apertura de la Puerta Santa, y que haya querido despedirse de Guadix, rodeado de todos sus hermanos los Obispos del Sur, el 16 de enero, en la misma Cueva Santa con una Eucaristía y la visita a la Cueva de San Pedro Poveda donde evocó rasgos de su vida y de su “obligada” salida de Guadix, que despertaron vivo interés entre sus hermanos obispos. Y tampoco lo es, que de los últimos actos pastorales que él ha celebrado en Guadix haya sido el día 18 de enero, la inauguración del Centro Infantil que la Institución ha construido en el barrio alto de las Cuevas.

Primer encuentro con Poveda

El 27 de febrero de 2010, Don Ginés fue consagrado Obispo en la Plaza de Las Palomas, de la ciudad accitana. Para quienes no lo sepan, la diócesis de Guadix comprende la parte noreste de la provincia de Granada. Según la tradición, procede de la antigua diócesis de Acci, de la que fue primer obispo San Torcuato, el primero de los siete Varones Apostólicos a los que se atribuye la evangelización de España en el siglo I. Por tanto, hablamos de una de las Diócesis más antiguas de España.

0127-2Ocho meses más tarde, el 30 de octubre de 2010 en la parroquia accitana de la Virgen de Gracia, el nuevo obispo de Guadix, Mons. Ginés García Beltrán, abrió la Puerta Santa del Año Jubilar, conmemorativo de los 50 años de la Coronación de la Virgen de Gracia y de los 100 años de la fundación de la Institución Teresiana por San Pedro Poveda. Era el Año Jubilar Gracia-Poveda, como popularmente se llamaba y que, durante todo un año, supuso un gran acontecimiento para Guadix y, en especial, para el barrio accitano de Las Cuevas, donde está la ermita de la Virgen de Gracia y donde comenzó a gestarse la Institución Teresiana.

El acto dio comienzo con la lectura del decreto de concesión del jubileo por parte del Vaticano y con la apertura de la Puerta Santa, en un acto que estuvo acompañado por la directora de la Institución Teresiana, entonces, Loreto Ballester, y el párroco de Gracia, Manuel Amezcua.

En su homilía el recién estrenado obispo recordó la figura de San Pedro Poveda, y su trabajo en pos de los más desfavorecidos en las cuevas de Guadix, y tuvo devotas palabras para la Virgen de Gracia. Porque dicho sea de paso la devoción mariana de Don Ginés, visibilizada en la Virgen de Gracia y en Nuestra Señora de las Angustias, patrona de Guadix es muy remarcable.

Ocho años de entrañamiento con Poveda y de reconocimiento de la Institución. Pedro Poveda escribió: “siete años de vida intensa en aquel bendito recinto (otra Cueva Santa la de Nuestra Señora de Covadonga) dan mucho de sí…” pues Don Ginés nos ha dicho a la Institución en diversos encuentros personales y comunitarios, que estos ocho años de vida intensa en Guadix le han hecho descubrir la persona de San Pedro Poveda y la talla de su santidad. Que apenas conocía a la Institución y a Poveda antes de llegar aquí. Cuando habla de él, y no deja pasar ocasión si puede de hacerlo, siempre lo cita muy oportunamente; haciendo actual su figura y mensaje no sólo para los fieles accitanos, sino también para los sacerdotes. Por eso quizá él reivindica con fuerzas que Poveda nunca se fue de Guadix.

También Don Ginés ha reconocido públicamente en más de una ocasión y ha escrito como buen comunicador y publicista que es, que la Obra de Poveda sigue viva en Guadix, gracias a la Institución Teresiana que en Guadix es una fuerza de transformación social en el barrio de las Cuevas y una colaboradora discreta como la sal en la vida de la Diócesis. Es una herencia que él recogió de sus antecesores, la disponibilidad real de la Institución para colaborar dentro de su carisma específico en lo que la Iglesia local pide: Delegación de Enseñanza; Cáritas diocesana; archivo y biblioteca; Manos Unidas; Catequesis; Consejo Diocesano de pastoral; Vida ascendente y un largo etc. que le hizo decir con razón a Don Ginés, que Poveda es un hombre de puentes y no de muros. La Institución Teresiana en Guadix sigue estas huellas povedanas y modo de proceder, está presente entre los más excluidos de la ciudad y también en el Guadix urbano alentando la cultura, la formación de maestros y como haría Poveda anunciando la buena noticia de la Educación y la cultura. Trabajando siempre en sinergias con otros.

0127-5Agradecemos desde estas páginas la colaboración de la diócesis para la filmación de la película POVEDA. La Parroquia de Gracia, el barrio, el Ayuntamiento y el Obispado tomaron la Película como algo propio y no escatimaron sacrificio para que todo saliera lo mejor posible. Y hay que reconocer que Guadix es una de las partes más llamativas de la película.

0127-4En su visita pastoral que ha durado varios años, porque la ha hecho a conciencia, dándose tiempo para entrar en contacto con todas las fuerzas vivas de los pueblos que visitaba, estuvo en nuestro Colegio y en el Centro Sociocultural Pedro Poveda. Sin prisas; escuchando a todos. Interesándose por los problemas educativos; por la situación socio laboral de las Cuevas que tan dentro le duele. Por el empleo de los jóvenes; la situación de la mujer…y alentando siempre a seguir en las huellas de Poveda, dignificando a las personas a través de la educación.

Su cercanía es de las notas que el pueblo llano más aprecia en Don Ginés. Podemos reconocer en él, como gusta decir al Papa Francisco, que es un obispo con olor a ovejas. Hacerse todo para todos, decía Poveda. Ahí le vemos hasta haciendo punto de cruz con las mujeres del Centro.
Estos días es frecuente oír a la gente sencilla y a los profesores: nuestro obispo se nos va. Qué lástima; si él nos conocía a todos. ¿Quién nos vendrá ahora?
Bueno, basten estas notas escritas desde la gratitud del corazón para decir gracias y adiós a nuestro querido Don Ginés. Notas suscritas por todas las que hemos tenido la suerte de conocerle y de recibir su aliento, consejo y cercanía.

Institución Teresiana en Guadix
Maribel Sancho

Nota:
En los primeros días de este mes de enero se hizo público el nombramiento de D. Ginés García Beltrán, como obispo de Getafe, diócesis próxima a Madrid, cuya toma de posesión tendrá lugar el próximo 24 de febrero.